En una vereda campesina del municipio de Tinjacá, rodeada de robles y árboles nativos crece, como otra fruta silvestre, la cocina de El Robledal.

Nuestros productos